Naproxeno para la fiebre de origen desconocido

Naproxeno para la fiebre de origen desconocido

La fiebre de Origen desconocido (FOD), fue definida desde los tiempos del año 1960’s, como aquellas alzas de temperatura mayores a 38,3 °C medidas en más de una ocasión y con una duración que sobrepasa las 3 semanas y que a pesar de ello, no se establece ningún diagnóstico a pesar de los constantes estudios realizados en más de una semana, con el paciente hospitalizado.

No obstante, también se describen varios tipos de FOD que pueden responder efectivamente al tratamiento con naproxeno, dependiendo de cuál sea la etiología. Estos tipos de fiebres son la clásica, neutropénica, la fiebre nosocomial y aquella que se asocia completamente a la infección por HIV.

¿Qué identifica a cada tipo de fiebre de origen desconocido?

La fiebre de origen desconocido clásica, suele superar los 38,3 °C, siendo medida en más de 2 ocasiones, sin que sea descubierta la causa en más de 3 visitas al ambulatorio o en un tiempo de hospitalización prudente, sin ningún resultado, pero teniendo buena respuesta a la prueba y al tratamiento con naproxeno.

A su vez, puedes cursar con FOD Nosocomial, que no es más que aquellas que consta de una temperatura por encima de 38,3° de manera repentina, pero con la eventualidad de que sucede solo en pacientes hospitalizados previamente y que al momento de ingresar no cursaba con este signo clínico, por lo que no se establece una idea clara del diagnóstico de la fiebre.

FOD Neutropénica, es otro de los tipos de fiebres, pero en este caso se toma el alza de temperatura de 38,8°C con la distinción, que se manifiesta un recuento de neutrófilos menor a 500 que dispone la disminución en un plazo de un par de días, sin que se encuentre la causa específica después de 3 días de estudios y cultivos, respondiendo satisfactoriamente al tratamiento con Naproxeno.

Por otra parte, la FOD que se asocia a la infección por HIV, se diferencia de las demás porque las alzas térmicas superan los 38,8 °C, más una duración que sucede en más de 4 semanas en pacientes estudiados en el ambulatorio.

También, se tiene en cuenta si se da en más de 3 días de pacientes que estén hospitalizados e infectados por HIV, teniendo todos los estudios específicos o cultivos y sin un resultado certero de diferentes diagnósticos, que puede o no responder a los efectos del Naproxeno como AINEs en inmunosuprimidos que son pacientes que requieren mayor atención y cuidados.

Naproxeno para la fiebre de origen desconocido

¿Cómo se puede saber si es efectivo el uso del Naproxeno en la FOD?

El naproxeno, por ser un AINEs, tiene un excelente efecto en muchos tipos de inflamaciones, muchos tipos de cefaleas, pero también en muchos tipos de fiebres, inclusive en la FOD, pues es la elección primaria para realizar la prueba de Naproxeno.

De acuerdo a los varios tipos de FOD, en unas el efecto del Naproxeno suele ser más beneficioso que otros, todo dependerá de las características y de la etiología de la cual se sospeche la misma. Para la clásica, pueden establecerse las causas de acuerdo a 5 categorías, siendo infecciosas, Neoplásicas, por enfermedades del tejido conectivo, trastornos diversos o bien, lo más común, por condiciones que no sugieren un diagnóstico específico.

Cuando la FOD ha sido designada como Nosocomial, esto indica que ha sido directamente contraída del hospital, lo que implica que los beneficios dados por el Naproxeno pueden no cumplir con las expectativas o bien, requerir de un tratamiento más potente que supere todos los factores hospitalarios, que a grandes rasgos tienen una gran resistencia, pues las causas en estos casos pueden haberse dado por ejemplo en los catéteres vesicales, dispositivos intravasculares e incluso en inmovilizaciones.

En la fiebre neutropénica, a pesar de la gran alza térmica que se manifiesta, los provechos del medicamento Naproxeno son viables y suelen guiar la baja de la misma durante las 2 horas de su vida media, ayudando a conseguir una prueba del naproxeno positiva al ver que vuelve a elevarse la temperatura, después que pasa el tiempo de acción.

Normalmente esta fiebre, al estar asociada a un sistema inmune deprimido, los efectos pueden durar incluso menos de lo esperado, pues las infecciones que pueden integrarse al organismo van ampliándose en malignidad y fatalidad, sin importar los tratamientos implicados.

En los casos más graves, se ubica la FOD asociada a infección por HIV que de acuerdo a su amplia etiología, puede dividirse en el subgrupo de las fiebres neutropénicas que responden al tratamiento sintomático con Naproxeno o las fiebres de los estadíos avanzados de SIDA C, que con frecuencia es renuente a cualquier tipo de AINEs.

Sin embargo, cuando el SIDA está presente la fiebre se da por causas bases de complicaciones o sobreinfectaciones dadas por microbios oportunistas, que pueden atacar cualquiera de los sistemas del cuerpo, siempre reflejándose por una fiebre constante y que persiste en más de 3 semanas, sin ningún diagnóstico claro de por medio.

¿Cómo sería el modo de tratamiento ideal con Naproxeno?

Para la fiebre de origen desconocido, la forma ideal de tratarla con naproxeno, es una vez tomada la temperatura, verificar en un par de ocasiones que la misma supera los 38,3°C y ser indicada cada 8 horas viendo los beneficios implicados una vez que se ha tomado.

De acuerdo al cuadro clínico, este tipo de fiebres, puede o no tener respuesta al medicamento y es lo que dará una idea de la etiología hipertérmica que se encuentre atacando al sistema inmunológico y provocando todos los síntomas.

Con ayuda de este AINE, puede esclarecerse un poco el diagnóstico definitivo por parte de la prueba del naproxeno, viendo sus efectos inmediatos y los demás datos que se dan desde el tipo de fiebre, la duración y los exámenes paraclínicos.

Se prefiere el Naproxeno, antes que los glucocorticoides, ya que estos últimos pueden enmascarar los síntomas febriles, haciendo que la infección se disemine sin mostrar su evolución certera. Con el naproxeno, se aliviará en su tiempo de efecto,  la hipertermia pero se logrará dilucidar más fácilmente la etiología de la FOD.

Deja tu comentario