naproxeno para niños , todo lo que debes saber

Naproxeno para niños

El naproxeno se trata de un principio activo que actúa como un antiinflamatorio no esteroideo, perteneciendo así a la clasificación de los AINEs. Es utilizado para muchos tipos de indicaciones, pero a grosso modo es el ideal para disminuir los procesos inflamatorios, así como también para aliviar el dolor, dado por muchas causas.

Desde los dolores procedente de los dientes, hasta aquellos comunes dolores de cabeza, períodos menstruales de mucho dolor, dolores lumbares no musculares y muchos más, siendo lo mejor que deja ver su efecto en muy poco tiempo y por una larga duración, convirtiéndose así no solo en el medicamento favorito para los adultos, sino también para los niños.

En el caso de los períodos menstruales dolorosos, el naproxeno puede ser útil siempre que el dolor no proceda a más del primer día de llegada de la menstruación, sin dejar de lado que también es un medicamento común para problemas de dolor en articulaciones, músculos u otros como artritis, bursitis e incluso gota en pacientes con ácido úrico elevado.

Lo mejor es que los niños pueden tomar el naproxeno de forma muy sencilla pues es para ellos viene de forma oral para la facilidad de su administración y que tenga muy pocas limitaciones en la aceptación por parte de ellos.

¿Cómo le puedo dar naproxeno a mis hijos?

Hay varias presentaciones pero para edades pediátricas lo ideal es optar por la presentación en suspensión y en jarabe, donde requerirás de utilizar una cuchara o un gotero con los que podrás medir cada una de las dosis.

Si no tienes al alcance estas herramientas medidoras, puedes recurrir al farmacéutico, el cual recomendará otros elementos para conseguir la medida indicada por el médico, según el peso y también según la sintomatología o signos clínicos que el niño esté presentando.

Si bien es cierto, las cucharas de casa no resultan una medida exacta, por lo que no es una forma recomendable entre los expertos.

naproxeno para niños , todo lo que debes saber

¿Qué debo saber antes de dar naproxeno a los niños?

En principio, es importante recordar que este es un medicamente que a pesar que alivia muchos tipos de dolores e inclusive fiebres, también puede dejar efectos colaterales como dolor o ardor gástrico, por lo que se debe tener en cuenta como uno de sus síntomas posteriores pues es uno de los más frecuentes y que va aumentando su probabilidad de aparecer a medida que se da con constante sucesión.

Además, es necesario saber que la recurrencia en la toma hace aún más severos los efectos adversos, por lo que se debe tener en consideración las indicaciones médicas de cada ciertas horas hacer la ingesta del fármaco disminuyendo los riesgos que se asocian al mismo sin dejar de tener sus buenos efectos a nivel terapéutico.

Siempre hay que conocer las contraindicaciones, de esta manera será casi imposible que los efectos adversos se cuelen y provoquen malestares en los niños que los van ingiriendo, respectivamente. Si no conoces y quieres saber hasta el mínimo detalle del naproxeno para los niños puedes guiarte por un médico especialista que resuelva todas tus dudas rápidamente.

¿Los niños también pueden padecer efectos secundarios?

Los efectos secundarios del Naproxeno pueden darse tanto en niños como en adultos independientemente de la edad, pues ante todo dependerán directamente de la dosis y  las condiciones de cada paciente menor. Y, generalmente los más comunes efectos colaterales son:

  • Ardor en el estómago
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Erupción cutánea
  • Visión borrosa
  • Hinchazón de garganta o párpados

Entre otros que dejan ver la idiosincrasia con respecto a cada niño que ingiera el Naproxeno para diferentes tipos de indicaciones. Cualquiera que el niño presente, estos deben ser certificados y atendidos directamente por un médico, informándose así de cualquier anormalidad que vaya presentándose, respectivamente que por mínimo que sea puede afectar considerablemente la salud del mismo.

¿Qué no debe tomar el niño cuando se indica naproxeno?

  • Aspirina
  • Diuréticos
  • Metrotexate
  • Prednisona
  • Probenecid
  • Warfarina

Cualquiera de estos medicamentos van interactuando profundamente con el medicamento Naproxeno, ya sea disminuyendo su efecto o también, disminuyendo el efecto de los otros medicamentos ingeridos al mismo tiempo y para diversas causas en caso de que se tengan enfermedades de base.

¿En qué casos el niño puede recibir Naproxeno?

Son muchos los casos en el que los padres pueden administrar la dosis correcta de Naproxeno a los niños, dependiendo de los síntomas que esté presentando.

Para estar mucho más seguro, es importante visitar al médico, pues de este modo no solo tendrás los detalles de todas las indicaciones terapéuticas del naproxeno en los niños, sino que también te enseñarán cuáles son las dosis convenientes para cada tipo de cuadro clínico y así evitar en lo máximo posible los efectos secundarios después de cada toma.

Suele indicarse en los niños como antiinflamatorio por motivo de enfermedades infecciosas, con el fin de tener un efecto analgésico y antipirético con muy buenos resultados y también usándolo de forma preventiva cuando el niño presenta síntomas variados de malestar.

También se utiliza naproxeno en los niños, cuando hay síntomas de faringoamigdalitis o de inflamación en los oídos, pues tiene una acción muy puntual como antiinflamatorio en cualquiera de estas inflamaciones comunes.

Así mismo, es un tratamiento ideal en episodios de torceduras, así como también en las manipulaciones ortopédicas que en los niños suele ser muy común y que pueden conseguir la calma con una dosis correcta de Naproxeno.

La dosis de Naproxeno en los niños según su presentación suele ser de 11mg/Kg en una primera dosis y posteriormente pasar de 2.75 a 5.5 mg/Kg cada 8 horas durante 3 días, mientras los síntomas dados por la inflamación en cualquier proceso. Sin embargo, la cantidad de naproxeno, no puede sobrepasar los 16.5mg/Kg/día una vez que pase el primer día de tratamiento, dado que los efectos secundarios tienen mayor probabilidad de aparecer o peor aún, de intensificarse.

Si piensas que tienes muchas más dudas acerca de este medicamente para administrar a niños, recuerda que la automedicación no es una recomendación, sino el servicio de un médico.

Deja tu comentario