naproxeno dolor lumbar

Naproxeno para el dolor lumbar

Cada vez que duermes mal y al levantarte, tienes algo nuevo, el peor dolor del amanecer, el dolor lumbar asociado a malos movimientos empiezas a pensar ¿cuál ha sido el movimiento que ha provocado esta molestia?

Y es que, no es necesario ser médico para saber que seguramente has hecho una fuerza que tu cuerpo difícilmente soportaba o peor aún, te has mantenido en una mala posición por largo tiempo.

La primera conducta que harás de forma inconsciente es buscar un analgésico, un analgésico de tipo naproxeno, que si bien puede aliviar al dolor no lo quita por completo, pues es un medicamento que no trae consigo efecto para la contractura que has dejado en los músculos de la zona lumbar durante el mal movimiento.

Si esta ha sido la causa de este dolor, difícilmente lo aliviarás con Naproxeno, pero si otro es el motivo, como por ejemplo un golpe, los resultados con este fármaco serán completamente óptimos y en buen tiempo.

El dolor lumbar suele ser un dolor altamente frecuente entre la población de todo el mundo, pues no solo se trata de malos movimientos o fuerzas desmesuradas, sino que el estrés y algún golpe también puede desencadenarlo, es por ello importante recordar cómo ha sido el mecanismo del dolor en quien lo padece, pues es la forma de acudir al medicamento correcto, sea el analgésico o el relajante muscular.

Lo mejor de tener el naproxeno a la mano, en casos de que se trate de un dolor ocasional no referente a músculo, es que puedes adquirirlo sin receta médica, lo que quiere decir que puedes auto medicarte. No obstante, así como los demás analgésicos, este también tiene contraindicaciones y si no las sabes, lo mejor es que acudas al médico evitando cualquier mal uso que puedas ocasionar posterior a la toma.

¿En qué tipo de dolor puedo usar el Naproxeno?

Tanto para el dolor leve, como para el dolor moderado y severo el naproxeno es una buena opción, recordando que no es un medicamento que quitará las contracturas musculares, pues es un fármaco que solo aplica en las inflamaciones, traumatismos y dolor por otras causas en la región lumbar.

Presta atención a la duración del dolor de espalda

Según el tiempo que persistas con el dolor de espalda, se irá clasificando como agudo o crónico. En los casos de dolores agudos, el dolor lumbar suele ser repentino y tiene una duración corta menor de un mes.

En aquellas situaciones en las que el dolor persiste por más de 3 meses y sigues con la misma intensidad o se acentúa, sin calmar en ningún momento, es cuando se habla de dolor crónico y el tratamiento debe pasar a otro plano viendo las consecuencias que maneja el Naproxeno con el consumo a largo plazo.

En principio, lo que se recomienda a todos los pacientes que padecen de forma intermitente de dolor lumbar es solucionar la postura, pues muchas veces la aparición del dolor puede deberse a días donde abusan de las malas posturas y no acceden a las correcciones tanto de elementos externos como de posiciones correctas de la columna vertebral.

Posteriormente, la acción necesaria es recurrir a la ingestión de analgésicos por tiempo estimado de 5 días y descansar continuamente de los efectos que este implica sobre todo en el estómago y en relación al ácido clorhídrico.

Generalmente, con estos 5 días de tratamiento se espera que el dolor ceda o desaparezca por completo teniendo en cuenta la primera actitud de la postura para aquellos casos donde esa sea la causa. Si ha sido por un golpe, pues el Naproxeno ayudará a desinflamar la zona y con ello, a aliviar el dolor que está ocasionando este mecanismo lesivo.

Si después de estos días de tratamiento, el dolor lumbar persiste o inclusive ahora se presenta con mayor intensidad sin importar cuántos Naproxeno ingieras al día, es el momento de parar y acudir a un experto, de forma que consiga la base del dolor y con ello el tratamiento que va acorde al mecanismo de inicio de este tipo de dolor, sin que tengas que automedicarte y en dados casos empeorar mucho más las condiciones.

¿Es efectivo el Naproxeno en todos los dolores de espalda?

Si, en todos a excepción únicamente de aquellos dolores donde los músculos y sus contracturas estén involucrados. Las contracciones dolorosas dadas por movimientos bruscos y por actividades que han requerido mucha fuerza en todo el cuerpo, acarrea el máximo soporte en la zona lumbar lo que va ocasionando la aparición súbita del dolor, sin que el naproxeno pueda solucionarlo.

Para este tipo de dolor, serán necesarios medicamentos con funciones de relajantes musculares que si bien también suelen tener analgésico, solo la actividad analgésica no conseguirá eliminar el dolor por completo sino hasta que el músculo vuelva a relajarse, es decir a su estado normal.

Tengo Escoliosis y el dolor es insoportable

Esta eventualidad suelen ser muy frecuentes, pues en la escoliosis avanzada la mala posición de la columna vertebral en todos los momentos, va ocasionando ese molesto dolor lumbar que puedes solucionar directamente con fajas correctoras de postura, acompañado de un tratamiento especial con naproxeno pero bajo escalas de descanso.

En la escoliosis, el problema es la posición de las vértebras dorsales y lumbares con respecto a la línea media del cuerpo, dejando a la vista una desviación sinuosa en ambas columnas que provoca el dolor constante, que solo alivia con analgésicos de este tipo pero no se elimina por completo.

Lo mismo sucede cuando el problema más que un golpe o por escoliosis, es por discos lesionados, esto solo lo puede deducir un estudio de imagen especializado y a pesar que el Naproxeno puede resultar una buena opción farmacológica para aliviar el dolor, servirá solo para eso, para calmar y no para curar completamente.

En estos casos que son los más graves, la atención y las indicaciones deben ser dadas exclusivamente por médicos especialistas, pues la automedicación puede traer repercusiones que en lugar de satisfacer tu organismo, lo llevarán al deterioro.

Deja tu comentario