no usar naproxeno

¿Cuándo no usar naproxeno?

El naproxeno pertenece al grupo de AINEs y funciona completamente como un gran antiinflamatorio para diferentes tipos de condiciones. Sin embargo, también hay situaciones especiales en las que no se puede utilizar por ningún motivo este medicamento, pues puede provocar consecuencias devastadoras, en cualquier dimensión.

Debido a esto, es que resulta imprescindible no automedicarse y acudir al médico para que él prescriba la dosis indicada del fármaco, además de prevenir al paciente, en caso de que no  pueda utilizarlo o pueda usarlo con precaución.

¿En qué pacientes no se recomienda usar Naproxeno?

no usar naproxeno

Hipersensibilidad al compuesto

Esta, es una situación muy común en la que resulta imposible indicar Naproxeno, pues al haber hipersensibilidad o alergia, los anticuerpos y su relación con los antígenos provocan reacciones que pueden inducir al asma, rinitis e incluso pólipos nasales.

En ocasiones diversas, las reacciones pueden resultar fatales dependiendo del tipo alérgico y de la idiosincrasia farmacológica, por ejemplo en los casos de pacientes alérgicos al ácido acetilsalicílico en todas sus formas o también, aquellos pacientes alérgicos solo a un principio dentro del grupo de los AINEs, como Ibuprofeno o Naproxeno.

Por ello, es imprescindible que antes de empezar cualquier tratamiento con este medicamento, se sepa con certificación que el paciente no haya tenido previos episodios de hipersensibilidad al principio activo, incluso aquellos signos leves como urticaria e hipotensión.

Úlcera gastroduodenal o péptica

En los casos donde hay antecedentes tempranos o tardíos de úlcera péptica, está completamente contraindicado administrar medicamentos que contengan naproxeno, pues con facilidad, el mecanismo de acción de este, puede provocar la activación del sangrado nuevamente y confluir en todas las consecuencias que esto acarrea para el estado de salud del paciente, descompensándolo en cuestión de poco tiempo.

No solo pasa en úlceras gastroduodenales, sino también en casos de perforación intestinal, en estos pacientes, consultar al médico es lo ideal para conseguir otro analgésico alternativo que no repercuta en el sangrado de la úlcera y provoque el mismo efecto de alivio.

Úlcera péptica por terapia crónica con AINEs

Aquellos pacientes con antecedente de úlcera péptica por la primera causa, que es la terapia crónica con AINEs de cualquier tipo y a dosis altas, no se recomienda la administración de naproxeno, en ninguna circunstancia, pues la toxicidad gastrointestinal severa previa tiene mayor predisposición de permanecer y reflejarse en el agravamiento de la úlcera, con gran cantidad de sangrado, incluso pudiendo llegar a la perforación, con o sin síntomas de advertencia.

A pesar de que son muy frecuentes, las eventualidades gastrointestinales, tales como la dispepsia o la hipermotilidad, los médicos deben estar al tanto de cualquier anormalidad que indique algún signo de úlcera o sangramiento, pues al ser tratados de forma crónica, las posibilidades de padecer de ellas van aumentando considerablemente con los tratamientos con Naproxeno y otros AINEs, incluso cuando hay ausencia de síntomas en el tracto gastrointestinal, al principio.

Se sabe que en pacientes estudiados con varios meses hasta años con tratamiento de Naproxeno, sin descanso, la aparición de úlceras sintomáticas en el tracto gastrointestinal tiene una máxima probabilidad, llegando a aparecer hasta en 6 meses de tratamiento seguido y provocando síntomas de toxicidad gastrointestinal severa, sino se toman las medidas adecuadas para prevenirlo.

No se conocen diferencias entre los productos de Naproxeno y los mismos efectos que provocan los demás AINEs como factores predisponentes a las úlceras, así como su propensión al sangrado y a las demás consecuencias devastadoras para la mucosa gastrointestinal.

Pacientes con antecedentes de alcoholismo, tabaquismo u otros hábitos psicobiológicos tienen mejor tolerancia a las úlceras o al sangrado de ellas, a diferencia de los pacientes con terapia crónica con Naproxeno, donde se han reportado eventos gástricos espontáneos, que en situaciones de inmunodepresión asociada pueden llegar a ser fatales.

Sin embargo, muchos de los estudios de contraindicaciones del Naproxeno con respecto a estos aspectos, no han sido concluyentes, por lo que siguen identificándose como riesgos relativos de varios tipos de antiinflamatorios que pueden causar con mayor frecuencia estas reacciones.

Es bien sabido, que las dosis muy altas de cualquier antiinflamatorio no esteroideo dilucida un máximo riesgo gastrointestinal, especialmente para las úlceras, pero también se ha reconocido que no pasa en la totalidad de los casos, sino en una única parte de las muestras que se han estudiado en distintos cohortes.

Post operatorio de Cirugía By pass Coronario

Esta es otra de las situaciones en las que el Naproxeno, no resulta un fármaco conveniente para indicar, pues durante el post operatorio inmediato de la cirugía de By pass coronario, lo que más se espera es una cicatrización óptima, sin probabilidad alguna de sangrado, aspecto que se contradice con el mecanismo de acción de este principio activo, ya que al provocar el desencadenamiento de la cadena inflamatoria y la vasodilatación, la probabilidad de sangrado se incrementa y no permite la curación constante y efectiva de la cirugía.

Embarazo y la lactancia

La restricción del compuesto de Naproxeno en etapas donde la mujer se encuentre en embarazo o dando lactancia, está comprobado, pues el anión del principio activo se ha conseguido en aquellas mujeres que están amamantando, específicamente en el 1% del plasma.

Una vez que esto se ha confirmado, se establece la posibilidad de que las reacciones adversas del mismo anillo provoquen la inhibición de las prostaglandinas en los neonatos, útiles para muchos procesos biológicos que van necesitando desde los más pequeños hasta los adultos.

 

Ya que conoces cuándo no utilizar Naproxeno, es importante afirmar que las situaciones que acarrean más importancia dentro de todas, son las de hipersensibilidad, pues al no conocer este antecedente en el paciente, el desenlace puede resultar fatal con un edema angioneurótico o cualquier reacción anafiláctica importante.

Ante cualquier duda que se tenga, lo mejor siempre será consultar al médico, pues es el experto en la rama de farmacología y su relación con las funciones del cuerpo humano, tratando de prevenir complicaciones, riesgos o malos usos que normalmente se dan con este medicamento que es de uso común pero que nadie consigue mencionar con propiedad, sus efectos adversos.

Deja tu comentario